La Hierba ha vuelto

Nuestro espectáculo se llama “La Hierba Siempre Volverá”, así que era lógico que volviésemos a tomar las calles para representarlo otra vez.

Han pasado varios meses desde que el Gancho nos prestó su paisaje para que lo usáramos a modo de teatro y queríamos repetir.

hierbacomunitario

En todo este tiempo ha habido algunos cambios, se han incorporado nuevas personas a nuestro grupo cada vez más grande y debíamos hacerles un hueco para que pudieran disfrutar de una experiencia que no se puede explicar con palabras y todas y cada una han respondido involucrándose como si hubieran estado desde el primer día.

También hemos tenido algunas bajas, ya que aunque el Teatro se ha convertido en una parte muy importante de nuestras vidas, no es la única y hay compromisos que te impiden poder estar disponible a tiempo completo… Pero aun así, algunas de estas personas que ahora no han actuado han podido venir como público para disfrutar La Hierba desde otra perspectiva.

Otra de las cosas que va cambiando es nuestra manera de afrontar la actuación, cada vez estamos más seguras y más cómodas en nuestros personajes, lo que le va dando poco a poco mayor coherencia al conjunto y eso se nota desde fuera.

Algo que siempre cambia en el teatro es el público y eso que son muchas personas las que ya nos han visto en más de una ocasión, pero la obra tampoco es siempre la misma, está viva, como el público, que nunca falla, está pendiente de todo lo que ocurre, no pierde ningún detalle, interactúa con nosotras, nos presta sus sonrisas, a veces también sus lágrimas de emoción… y nos aplaude, algo que nos hace sentirnos en un teatro, aunque no estemos en uno.

También el Gancho cambia, no es que en estos pocos meses se haya transformado, pero es posible que sí a nuestros ojos, tal vez somos más conscientes de lo que nosotras mismas estamos contando en la obra, tal vez cada ocasión en la que volvemos a recorrer sus calles nos damos cuenta de alguna otra cosa de la que no nos habíamos percatado, tal vez estamos aportando nuestro pequeño granito de arena.

Ahora nos queda esperar a ver si La Hierba Siempre Volverá… yo espero que sí, que de alguna manera, cada cierto tiempo, podamos volver a tomar las calles y reivindicar un barrio en el que no va a cambiar nada a la vez que todo cambia.

Un vecino-actor